Entretenimiento

Edecio Hernández se hizo viral con la publicación de su hijo desde Perú: ¿Cómo no estar orgulloso de mi papá?

Giancarlo Pietri Velutini

Foto: Cortesía Amor al prójimo se viraliza ante el mega apagón nacional que duró más de 100 horas Un hijo orgulloso ante tantas circunstancias negativas, es un verdadero mensaje especial. Duros han sido los días que ha pasado Venezuela ante más de 100 horas sin electricidad, sin agua y sin poder adquirir alimentos. Ante el andar de las personas en las calles, muchos parecen estar poseídos por un espíritu de lucha, dirigido a la posesión de alimentos, creando así una escena de competencia por la supervivencia del más fuerte. Mientras tanto otros se ocupan de brindar opciones de ayuda para hacer menos pesada la cruz de los cabeza de familia. Edecio Hernández , viven en el Samán, municipio San Francisco, es técnico en producción industrial, tiene 42 años y vive con su esposa que ha sido un apoyo incondicional en todas las actividades que realizó para la comunidad, durante la crisis eléctrica. Tiene dos hijos, Joseph Hernández de 22 años que vive en Perú y el menor Josué Hernández de 12 años. La Inmensa labor que un padre le cuenta a su hijo desde el exterior vía WhatsApp, es la imagen del amor al prójimo que practicaron muchos venezolanos, guiño de un emblema humano ante la inhumanidad que se respira en el portal oscuro. El día viernes por la mañana, la familia Hernádez se enteró por las noticias que no había pronta solución al problema eléctrico. A Edecio le tocó reunirse con algunos vecinos para ofrecer su frezzer para guardar los alimentos, cargar los celulares y licuar alimentos para los niños”, expresó en una entrevista a Noticia al Día. Durante la penumbra que le tocó vivir a los zulianos, el padre de Joseph Hernández fue protagonistas del lado bueno de la historia sin querer ser influencer. “Yo publique en mi estado del WhatsApp unas imágenes, y mi hijo que está en Perú las coloco en el Facebook para que otros contactos de la urbanización se pudieran enterar, mi mayor sorpresa fue que se hizo viral la publicación”. “El que necesite cargar sus teléfonos, licuar alimentos a los niños, estamos a la orden en mi casa, enciendo la planta a las 7 pm, y hoy vamos a proyectar totalmente gratis la película Coco para todos los niños de la comunidad, que nuestros niños pasen un rato diferente en medio de tanta calamidad, no tiene precio”. El buen samaritano relata que él y su familia comenzaron a organizarse con la comunidad, algunos aportaron gasolina para el funcionamiento de la planta eléctrica. A medida que transcurría el tiempo, llevaron más neveras y frezzer para tener mayor capacidad de almacenamiento de agua y alimentos. Luego de dos días de espera, se empezaban a acabar los juegos tradicionales y la creatividad de los niños de la zona. Con el sentido de hacer más entretenida la dulce espera, Edecio decide proyectar una película para los chiquillos. “El sábado en la tarde se me ocurrió proyectar una película para los niños, ya que ellos temían la llegada de la noche, por la penumbra y oscuridad reinante”. En el cine improvisado, proyectaron la película “WiFi Ralph” y asistieron al menos 100 personas. El domingo en la tarde los niños no temían la llegada de la oscuridad, y ansiaban la oscuridad para ver la película Coco, con una asistencia de 200 personas. “Todos con el ánimo de darles a nuestros niños un rato de esparcimiento en medio de tanta calamidad”, dijo el sureño. “No somos políticos, no somos religiosos, somos unos venezolanos con un corazón muy grande”. Explica Hernández que “Se hizo sin ánimo de recibir reconocimiento alguno, apenas hoy pude hacer la publicación en Facebook y agradecer tantos elogios y palabras de reconocimiento, que no sólo son mías, mucha gente colaboro y creo que esto estímulo el espíritu de camaradería y apoyo entre los vecinos, porque hasta nos dedicamos a cuidar los locales de la comunidad que estaban amenazados con saquearlos”. “Todavía quedamos muchos con buen corazón” El zuliano considera que de los momentos difíciles siempre debe prevalecer la fe y no vanagloriarse de los actos positivos de servir a la sociedad. “No pierdan la fe, la esperanza, ayuden sin esperar nada a cambio; compartan, apoyen, sean mejores personas, así se cambia un país. No quise tomar fotos, porque no quería que pensaran que era para vanagloriarme de lo que estábamos haciendo, solo Dios fue testigo de lo que hicimos”. La publicación de Joseph en el Facebook fue compartida más de 11 mil veces, hasta el momento cuenta con más de 1600 reacciones y “Me gusta”, con 156 comentarios. Johsue Morales Noticia al Día