Internacionales

Alberto Santana, director de Plan B Group: “El retorno de financiación europea que hay en Canarias con planes de cooperación público-privada es ínfimo”

La empresa tinerfeña Plan B Group celebra otro cumpleaños, esta vez una cita muy especial pues se trata del primer decenio de vida de una organización repleta de juventud y ganas. ¿Quién lo iba a decir? La culpa (en positivo) de esta efeméride, que se celebra el viernes en La Laguna (la sede social de la sociedad mercantil) con un programa muy original, la tiene su director general, el economista y emprendedor Alberto Santana. O mucho mejor, Santana y el equipo de jóvenes profesionales (con una media de 33 años) configurado en torno a su liderazgo.

En esta entrevista, Alberto Santana repasa esos 10 años de trayectoria profesional y reflexiona sobre varias cuestiones de interés en su ámbito productivo. Pero no solo habla de eso. Pero esto ya lo verán en adelante… 

Plan B Group es una empresa cien por cien canaria que ofrece soluciones de consultoría con el fin de posicionarse en el mercado como proveedor de servicios altamente diferenciados y adaptados a las necesidades específicas de cualquier empresa, con independencia de su tamaño, tipología y ámbito de actuación.

Esta firma desarrolla desde su centro de operaciones en La Laguna una actividad con cinco líneas estratégicas de negocio: consultoría en gestión y estrategia empresarial, desarrollo de programas de formación personalizada, servicios vinculados a la innovación, auditorías en sistemas de gestión, y realización de servicios de internacionalización.

Alberto Santana, fundador y director general de Plan B Group, presenta un cartel con más de 15 años de experiencia como consultor empresarial en la implantación de sistemas de gestión en sectores muy diversos, a lo que une más de 500 horas como docente en formación multisectorial y más de 10 años de experiencia como auditor jefe en sistemas de gestión de calidad, medioambiente e I+D+i.

También es especialista en Comercio Exterior por el ICEX, coordinador de diferentes programas de tutorización internacional, experto en Sistemas de Vigilancia Tecnológica e Inteligencia Competitiva, evaluador del modelo de excelencia europea EFQM y coordinador de diferentes proyectos europeos en los últimos cinco años, aparte de ser evaluador de la Comisión Europea para proyectos de Horizonte 2020  desde el año 2015.

¿Cómo surge Plan B Group, en qué nicho de mercado y qué percibió inicialmente para lanzarse a esta aventura, hoy quizá consolidada tras 10 años de intensa actividad profesional?

Plan B Group surge en el ámbito de la consultoría internacional por mis experiencias profesionales en ese ámbito. Las líneas de negocio de partida y los servicios vinculados a estas se hallaban relacionados con mi especialidad y experiencia previa como autónomo, que consistía principalmente en el diseño de planes de internacionalización y de consultoría estratégica para organizaciones de diversa índole.

Sin embargo, con el paso del tiempo, a medida que se fueron incorporando nuevas personas al equipo y en función del perfil de especialización de todas ellas, se conforma el resto de líneas de negocio, las que hoy conocemos.

El campo de actuación profesional del que usted habla suele estar reservado en las islas a grandes empresas, a multinacionales y sus delegaciones… Con Plan B Group esa tradición se ha roto. ¿Cómo lo han hecho posible?

La respuesta es simple: el gran equipo humano que ha formado y forma parte de Plan B Group. En la trayectoria profesional de la organización, he tenido la suerte de contar con personas de gran talento y con capacidad para adaptarse continuamente a las necesidades del mercado y de nuestros clientes. Esa mejora continua ha propiciado que hayamos adquirido un excepcional know-how como principal valor diferencial.

Además, Plan B Group gira en torno a cuatro pilares fundamentales, que son nuestros valores: cercanía, crecimiento, implicación y sonrisa. Hay que decir que el crecimiento como valor básico no está sólo integrado en nuestro ADN como empresa, sino en el de todas las personas que la conforman.

Innovación, certificaciones de calidad, ayuda a la internacionalización, consultorías, auditorías, proyectos de I+D+i… ¿Qué importancia tienen todas estas apuestas en Europa y en una economía globalizada como la actual? ¿Qué papel central puede tener una empresa como Plan B Group a la hora de consolidar planes de otras entidades productivas, de las que se convierten en sus clientes?

La relevancia y la incidencia de todos esos ámbitos de actuación (proyectos de I+D+i, ayudas a la internacionalización, certificaciones de calidad…) quedan recogidas en el que será futuro marco de programación europea 2021-2027, que las sitúa en su punto de mira y en la agenda de todos los gabinetes políticos y económicos de los estados miembros de la Unión Europea (UE). Esa debe ser y es nuestra referencia. No podríamos conseguirlo de otra manera.

Trabajamos cada día para dar respuesta a necesidades reales y dedicamos esfuerzos a la escucha activa del mercado para adaptarnos a lo que este demanda. Es de la única forma que podemos competir desde Canarias hacia el mundo, y hacerlo sin complejos. Así lo hemos hecho desde nuestros inicios y esto ha permitido que, con el paso del tiempo, nos hayamos hecho un hueco entre empresas referentes en el sector de la consultoría.

¿En qué liga juega mejor su empresa, en la pública o en la privada? ¿O quizá sea necesario hablar de una modalidad mixta?

En nuestros inicios, la totalidad de nuestros clientes pertenecían al ámbito privado. Sin embargo, con el paso de los años, la experiencia y el know-how adquirido nos han permitido demostrar nuestra solvencia técnica para acceder a convocatorias del ámbito público, las cuales hemos ido superando con éxito, no sólo en el ámbito local, sino también en el insular, regional, nacional e internacional.

En la actualidad, contamos con una ratio de facturación 60% privado-40% público. Esta relación nos parece la idóneo.