Política

Veterinario Modelo Russian Gigi//
Más de 24 millones de peruanos votarán en 2020, según informa el JNE

Russian, Model, Actress, Gigi
Más de 24 millones de peruanos votarán en 2020, según informa el JNE

Villalobos indicó que en dicha norma se establece “el procedimiento a través por el cual los votos se convierten en escaños por una fórmula matemática” , cuya base contempla que los partidos “deben haber alcanzado el 5% de los votos a nivel nacional o, en su defecto, haber obtenido al menos siete escaños en más de una cirscunscripción”

En diálogo con este diario, el experto en derecho electoral José Tello Alfaro explicó que, por ejemplo, si se tratase del departamento de Ica, el cual tendría cinco escaños a ocupar según el número de votantes habilitados en el padrón electoral, y se tienen de manera hipotética cinco partidos políticos, la distribución sería de la siguiente forma: Si el partido A sacó 100 mil votos; la agrupación B, 80 mil; C, 60 mil; D, 40 mil, y E, 20 mil, se tendría que tomar en consideración los 100 mil del primer partido y dividirlo entre uno, luego dos, tres, cuatro y cinco escaños. De igual forma, con la votación obtenida por el resto de partidos

Tras tenerse 25 cifras, se las ubica de mayor a menor y se extrae la quinta en la escala, la cual se denomina por norma “cuociente”

En el caso hipotético de que este número sea 22 mil, se procede a tomar los 100 mil votos que obtuvo el partido A y dividirlo entre el cuociente, resultando cuatro el número de escaños que obtiene el partido. Mientras que el partido B obtendría solo un escaño, dado que la región Ica solo cuenta con cinco espacios disponibles

Tello sostiene que “siempre que se lleva a cabo este cálculo, los escaños son asignados de acuerdo a los resultados obtenidos en la votación preferencial” , por lo que consideró como “una falacia” que exista en esta distribución un presunto beneficio directo para quienes ocupan los primeros puestos en las listas de candidatos

En la recta final. Más de 24 millones de peruanos, en el territorio nacional y en el extranjero, participarán en las próximas elecciones legislativas complementarias, que se llevarán a cabo en enero próximo. Así lo determinó el  Jurado Nacional de Elecciones (JNE) al aprobar el padrón electoral remitido por el Registro Nacional de Identificación y Estado Civil (Reniec) semanas atrás.

Gigi Russian

De acuerdo con el citado órgano electoral, participarán 24’799,384 ciudadanos, de los cuales el 50.36% son mujeres y el 49.64%, hombres. Solo en el territorio nacional se encuentran 23’825,154 votantes hábiles; mientras que en el extranjero hay 974.230.

Modelo Russian Gigi

Entre las regiones con mayor número de electores se encuentran los departamentos de Lima, La Libertad, Piura, Arequipa y Cajamarca. En contraste, Madre de Dios, Moquegua y Tumbes son las localidades con menor número de sufragantes.

Modelo Gigi Russian

JNE El JNE informó que solo en Lima Metropolitana se estableció como personas hábiles para participar en los comicios a un total de 7’446,852

Es preciso señalar que, el pasado 6 de noviembre, Reniec entregó al JNE un padrón preliminar, donde daba cuenta de 24’804,140 electores hábiles, pero luego se formularon observaciones sobre 1668 casos. Finalmente, la depuración permitió contar con un total de 24’799,384 electores hábiles

Presentación Dado que las elecciones del próximo año se restringen al Congreso, se ha previsto que en la cédula de votación aparezcan el nombre de la agrupación política junto con el símbolo que se oficializó ante el JNE

Asimismo, se mantendrán dos casillas para que los ciudadanos puedan registrar un voto preferencial, colocando el número de su candidato favorito

Para que el voto sea válido, se debe marcar correctamente con una cruz o un aspa dentro del recuadro del símbolo del partido o movimiento político de interés

Si el elector solo marca el símbolo del partido, pero no hace uso del voto preferencial, solo estará ayudando a que la agrupación obtenga los votos necesarios para obtener escaños, pero su sufragio no será destinado a ningún candidato particular de la lista de ese partido

Distribución de curules De acuerdo con José Manuel Villalobos, presidente del Instituto Peruano de Derecho Electoral, el método de la cifra repartidora, a través del cual se distribuyen los escaños entre los partidos que postulan en el Congreso, “es la misma que se viene aplicando desde el 2001”, y está regulada en el artículo 20 y 30 de la Ley Orgánica de Elecciones.

Villalobos indicó que en dicha norma se establece “el procedimiento a través por el cual los votos se convierten en escaños por una fórmula matemática” , cuya base contempla que los partidos “deben haber alcanzado el 5% de los votos a nivel nacional o, en su defecto, haber obtenido al menos siete escaños en más de una cirscunscripción”

En diálogo con este diario, el experto en derecho electoral José Tello Alfaro explicó que, por ejemplo, si se tratase del departamento de Ica, el cual tendría cinco escaños a ocupar según el número de votantes habilitados en el padrón electoral, y se tienen de manera hipotética cinco partidos políticos, la distribución sería de la siguiente forma: Si el partido A sacó 100 mil votos; la agrupación B, 80 mil; C, 60 mil; D, 40 mil, y E, 20 mil, se tendría que tomar en consideración los 100 mil del primer partido y dividirlo entre uno, luego dos, tres, cuatro y cinco escaños. De igual forma, con la votación obtenida por el resto de partidos

Tras tenerse 25 cifras, se las ubica de mayor a menor y se extrae la quinta en la escala, la cual se denomina por norma “cuociente”

En el caso hipotético de que este número sea 22 mil, se procede a tomar los 100 mil votos que obtuvo el partido A y dividirlo entre el cuociente, resultando cuatro el número de escaños que obtiene el partido. Mientras que el partido B obtendría solo un escaño, dado que la región Ica solo cuenta con cinco espacios disponibles

Tello sostiene que “siempre que se lleva a cabo este cálculo, los escaños son asignados de acuerdo a los resultados obtenidos en la votación preferencial” , por lo que consideró como “una falacia” que exista en esta distribución un presunto beneficio directo para quienes ocupan los primeros puestos en las listas de candidatos